Google+

HORACIO SANDOVAL

Desde muy niño siempre tuve la fascinación por el dibujo y la fantasía; inquieto traviezo y mentiroso, me gané el mote de “Pinolillo”, y “Pingo Colorado” entre mis tíos.
Siempre tuve una gran imaginación y quise hacer mis propias historias influenciado por todas los historietas que mi papá me mandaba comprar cada viernes: Kalimán, Lágrimas y Risas, Fantomas, Balam, Tawa, etc., y por “su pollo” siempre se me pegaban los comics de Spiderman, Hulk, Superman, Batman etc.. Todo el tiempo me la pasaba dibujando, día y noche incluso mis cuadernos de la escuela estaban llenos de sellos de “No hizo la tarea”; pero eso sí, repletos de dibujos.

Al pasar de los años mientras estudiaba la carrera de Máquinas y Herramientas, el Ing. Humberto García Jurado, me encontró dibujando y se sorprendió por mi habilidad… ese día me dio el consejo más importante de mi vida: —”Estás en la carrera equivocada, no tienes nada que hacer aquí. Tienes la edad acertada, 18 años, estás en la mitad de tu vida; todavía puedes rectificar tu camino”—. Y así lo hice.

Esa misma tarde me senté a dibujar en la puerta de mi casa cuando un amigo rotulista de nombre Miguel, me vio dibujar y me dijo: —¿Por qué no vas a Editorial Vid? Yo estoy trabajando ahí, pintando paredes—, y me dio la dirección. Lo más “chispa” de todo, es que el mismo día dos personas que no se conocían me orientaron hacia un mismo camino lo cual me confirmó la decisión que tomaría.

Al día siguiente “me fui de pinta” a Editorial Vid y, ¡oh sorpresa!, el licenciado Francisco Jiménez me recibió personalmente y checó todo mi portafolio de trabajo: dibujos sueltos de Thundercats, Batman y He-Man coloreados con colores de madera Prismacolor: ¡Por supuesto que me batearon!; pero sucedió algo muy importante, Francisco Jiménez me dio varias recomendaciones respecto a cómo dibujar y qué dibujar. Para la próxima vez que nos viéramos me dijo que hiciera los ínter-cuadros, personajes concretos de la editorial y práctica… ¡mucha práctica!.
Al salir de ahí, más que deprimido salí super motivado, pues había tenido mi primer encuentro con el mundo que más amaba: la historieta y el mundo Editorial.

Al año siguiente regresé y fue el mismo Francisco quien me atendió de nuevo, esta vez siguiendo sus consejos, pero yo iba más preparado.
Me invitó a ingresar a la escuela de dibujo de Editorial Vid, las clases las impartía José Alfredo Pereira Tloache. A las semana siguiente ya estaba dibujando mi primera historieta: Los Pequeños Muppets. Todo esto en 1989, mismo año en el que conocí a Oscar González Loyo. Bajo la batuta de él y de su papá Don Oscar González Guerrero inicié este largo y sinuoso camino del cómic, después realicé Los Pequeños Picapiedra, Tom y Jerry, La Pequeña Lulú, Los Picapiedra.
Al pasar de las semanas de Oscar González González me dijo que tenía que seguir caminando en el dibujo ya que me había estancado en la caricatura y que yo mismo me estaba limitando, así que necesitaba practicar anatomía humana, así, tomé la determinación de abandonar momentáneamente Editorial Vid, y dedicarme a estudiar anatomía. Al principio mi familia y amigos cercanos me criticaron: ¿Cómo vas a dejar de ganar dinero para estudiar cuerpo humano? ¡Claro! y así fue que pasaron dos largos años en los que me dediqué  las veinticuatro horas a practicar del dibujo serio (y lo sigo haciendo hasta la fecha).
En el transcurso de esos dos años conocí a Don Javier Robles y al Maestro Alberto León, quienes eran  Directores Artísticos de Editorial EJEA. Ingresé a un taller de dibujo de la Editorial y ahí comencé a dibujar Sensacionales desde mil novecientos noventa y dos hasta el año dos mil. Esta escuela me dio las armas para poder desarrollar la disciplina y la constancia de entregar a tiempo así como las tablas para enfrentar cualquier tipo de dibujo.
He trabajado para Bongo Comics Group, en Los Simpson; creación de mascotas y cómics publicitarios. He desarrollado ilustraciones para libros de texto para México y Ecuador, algunos dibujos directamente para Akira Toriyama para Dragon Ball, para Editorial Vid, y para Supercampeones.
Fui dibujante del cómic Blue Demon Jr., El Legado y actualmente dibujo Némesis 3000, La Alianza, y mis proyectos autorales: Las Inocentes Travesuras de Dulcifer y Tadeo; Hoachinton D.C., y El Cuarto Reino.
Todo esto a lo largo de 21 años de carrera profesional.